3/6/11

Discurso de un compañero de Acampada Coruña del 2 de Junio

Salud y revolución, indignados. Sé que ya me teneis muy visto, pero como hace unos días que no colaboro activamente con la organización de la acampada, ya no tengo el problema de la imagen de lider o manipulador, porque aquí somos todos iguales, todos vinimos porque estábamos hartos de que nos traten como recursos humanos y no como personas.

Y salgo con el discursito escrito porque aunque soy fiel amante de la espontaneidad, al apartarme del "trabajo" en la acampada, he recuperado tiempo para hablar de tú a tú con la gente que se queda por aquí despues de las asambleas o en los bares, y me he dado cuenta de que muchas veces me expreso mal o se me quedan cosas en el tintero.

Por eso hoy vengo a recordaros a todos y todas, ciudadanía de A Coruña, campistas y no campistas, que dijeron de nosotros que eramos un puñado de anti-sistema, que eramos los vagos aprovechándonos de la buena voluntad de la gente, que veníamos de botellon, que no proponíamos nada... y que nosotros sabemos que los que manejan el sistema son anti-nosotros, que aquí trabajamos cada uno aportando lo que su vida le permite, desde el que solo viene a hacer bulto hasta los que salimos todos los días a parlotear, que aunque a muchos nos haría falta algo más de fiesta para fomentar el ánimo y el buen humor, venimos a hacer la revolución, y que nosotros no proponemos, nosotros hacemos, nosotros estamos creando una alternativa que nos maravilla.

Pero al recuperar tiempo, tambien he podido darme cuenta de que todos estamos tan ilusionados y rodeados de indignados por todas partes, que como estamos tan programados para ser el ombligo del universo, nos cuesta ver que todavía somos muy pocos, y que tenemos que trabajar día a día y de tú a tú, en demostrarle al mundo que tiene motivos para decir basta ya.

Porque hemos empezado a despertar, pero todavía tenemos legañas y nos han educado para que tengamos ganas de seguir durmiendo... y tenemos que extender este despertar, seguir motivándonos unos a otros para mantenernos despiertos e ir, poco a poco, con argumentos, despertando a esos que se ríen de nosotros, a esos que no nos entienden, a los que nos odian... hasta que los que dirigen el sistema se queden solos con su poder efímero y no les quede más opción que someterse a los deseos de su pueblo.

Para ello tenemos que lograr que la sociedad tenga una actitud crítica ante la vida, que no miremos para otro lado cuando algo que veamos no nos guste, como cuando alguien va a conducir todo borracho, o cuando despiden a un compañero de trabajo injustamente, por miedo a que nos despidan a nosotros. Hay que demostrarle al empresario que no tenemos miedo, que depende de sus trabajadores, pero para eso no puede haber trabajadores que se bajen los pantalones a las primeras de cambio. Me direis que hay que comer, y yo os digo que comida hay de sobra, pero es que nos tienen bien agarrados por los mondongos.

¿A que viene todo este coñazo? (y por qué coñazo es algo chungo y algo bueno la polla? Maldito lenguaje sexiste)

A que tenemos que tener muy claro que esto solo acaba de empezar, entre todos los acampados del mundo no debemos seer ni un 0'1% de la población mundial, aunque sabemos que hay muchos que nos necesitan aquí, dando un ejemplo de alternativa a una sociedad alienada, y como centro organizativo de actividades culturales y acciones de expansión del movimiento.

Porque nos tienen mucho miedo y nos están presionando para que sigamos marginando a los que piensan distinto en vez de intentar llegar a un consenso. Por eso tenemos que seguir viniendo aquí a "ladrar", para mantener el ánimo alto y darnos unos a otros argumentos para despertar a otros y que vengan de vez en cuando de visita. Por ejemplo, yo estuve de acuerdo con las revueltas del mundo árabe desde el primer día, pero ahora puedo decir que oí a una chica siria en la plaza del 15 de mayo de A Coruña que en su país se muere gente por pedir el derecho a hablar de política libremente, como hacemos aquí despues de tanto tiempo.

Para acabar, una teoría extraña que tengo: Los políticos, los poderosos, realmente no son malos por naturaleza, pero como viven en su burbuja, rodeados de gente que casi ha heredado sus puestos de pelotillero oficial, que se han dedicado toda su vida a vivir en su mundo perfecto para ellos, que se han olvidado de que somos personas, pero, si conseguimos extender esta actitud crítica hasta el 90% de los afiliados a partidos políticos... ¿no creeis que serán capaces de darse cuenta de que algo pasa?

Creo que ni con el discurso escrito consigo comunicar todo lo que quiero transmitir, porque me falta el feedback, pero el movimiento se demuestra andando, así que seguid hablando, aquí, en vuestras casas, trabajos... de lo que os indigna, y cuando os pregunten ¿que quereis?, contesteis orgullosos: "Una vida digna y un trabajo para vivirla".

Y os pido a los que no podeis venir por aquí más que un rato, que salgais aquí a decir los motivos de indignación, porque una vez hayais perdido el miedo a que alguien se ría de lo que pensais en público, os será facilísimo no tenerlo cuando tengais que hacerlo cara a cara. Y os pido que lo practiqueis aquí, en el ágora de la plaza del 15 de Mayo, con todos los que están "trabajando", con esos peludos que andan por aquí, con los de traje y corbata, con los gays y lesbianas, con los abuelos cebolleta, con los que van enseñando los gayumbos... vereis que no somos tan distintos... porque ya no tenemos miedo.

5 comentarios:

  1. Creo que lo mejor será asistir a la Asamblea de hoy viernes en Monte Alto. Ésa sí que promete.

    ResponderEliminar
  2. ¿¿Entonces hoy no hay asamblea en la plaza 15 de mayo, sólo en montealto??

    ResponderEliminar
  3. Hoy hay asamblea temática en el Obelisco sobre "consumo responsablñe" de manera simultanea.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. autónomo sin trabajo3 jun. 2011 21:16:00

    Vaya con los perroflauta, mucha palabra para no decir nada.

    ResponderEliminar
  5. trabajo sin autónomo3 jun. 2011 23:51:00

    Vaya con los trolls, pocas palabras les llegan para decir tonterías.

    ResponderEliminar